El curling es un deporte social y una de las reglas informales del deporte, es que el equipo ganador sea quien pague las bebidas al equipo perdedor después de un partido, para que después el otro equipo invite otras bebidas de regreso.